Cuidados y aseo del bebé

Hola mamis y papis

Hoy os cuento un poco mi experiencia personal referente a los cuidados y aseo del bebé. En este asunto, como en otros muchos del cuidado infantil, como se suele decir, cada maestrillo tiene su librillo. Por eso el mejor consejo es que sigáis vuestro propio criterio. Lo mejor es seguir lo que os dicta vuestra propia lógica.

En primer lugar he de decir que en lo que respecta al aseo infantil soy un poco contraria a las recomendaciones tradicionales de los pediatras aunque cada vez más profesionales opinan como yo.

Es cierto que en los adultos y sobre todo en adolescentes (con las hormonas "olorosas" revolucionadas) la higiene debe ser  exhaustiva y diaria. Sin embargo no podemos, en mi opinión, hacer lo mismo con los bebés.

Por varias razones:

  • Los bebés pequeños no necesitan una higiene diaria exhaustiva (es decir, baño diario) porque no se manchan. Es suficiente con limpiarles con una esponjita húmeda las zonas "conflictivas", es decir, las zonas que más se pueden ensuciar y que es importante que permanezcan limpias, por ejemplo, sus partes íntimas incluido el culete (por razones obvias) y el cuello porque puede acumular leche o babas que se le vayan cayendo al comer. También debemos asegurarnos de que estén limpios los pliegues que tenga el bebé (sobre todo si está gordito) como axilas o ingles.
  • Cuando bañamos al bebé (sumergiéndolo en su bañera) y le damos con jabón (aunque sea especial para bebés) estamos quitando la protección natural que tienen en la piel. Esta hidratación natural la necesitan los bebés pequeños para protegerse de las agresiones de un ambiente extraño para ellos. Acaban de salir del ambiente protector de la tripa de su mamá y el aire, el polvo, el sol y otros agentes externos pueden dañar su delicada piel. En este punto vamos a profundizar un poquito más para que entendáis lo que quiero decir:

ADAPTACIÓN DE LA PIEL DEL BEBÉ

La piel de un recién nacido es más delgada y tiene un mayor contenido de agua que la piel del adulto y además el pH de su piel es neutro, a diferencia de la del adulto que es ligeramente ácido. Por todo ello, la piel del recién nacido tiene mayor susceptibilidad a infecciones bacterianas y a traumatismos, produce menos secreción por sus glándulas sebáceas y su reactividad vascular es mayor.

Por todos los puntos anteriores, la piel del recién nacido DEBE ADAPTARSE al medio extrauterino (fuera de la tripa de su mamá). Por ello el bebé tiene que desarrollar una barrera cutánea que se denomina estrato córneo y que tardará de 2 a 8 semanas en desarrollarse. Esta “capa protectora” cumple funciones importantísimas:

  • Barrera para no perder líquidos corporales
  • Barrera contra las infecciones
  • Formación del manto ácido. Como ya hemos dicho, al nacer el pH de la piel es neutro y gradualmente se debe hacer cada vez más ácido en las primeras semanas después del parto. Volviéndose ligeramente ácida (pH 5,5). Este paso es IMPORTANTÍSIMO ya que es imprescindible para evitar el desarrollo de bacterias, ya que éstas mueren en ambientes ácidos.
  • Función antioxidante
  • Función termorreguladora y protectora ante rayos ultravioletas y otros químicos medioambientales.

Como podéis ver si bañamos continuamente al recién nacido sumergiéndolo completamente en agua y frotándole con jabón, lo que conseguiremos es que tarde más en formarse correctamente el estrato córneo que tan importante es para ellos.

CUIDADOS DEL BEBÉ

Entonces, ¿qué cuidados son necesarios para la higiene del bebé? En las primeras semanas de vida se limpiara al bebé con una esponja ligeramente humedecida, limpiándole cuidadosamente las zonas ano-genitales, los pliegues (sobre todo axilas, ingles y cuello), las manos, las secreciones de la boca (babas) y nasales (mocos). También se darán los cuidados necesarios para la higiene y cura de los restos del cordón umbilical. En este punto no me atrevo a aconsejar nada porque cada pediatra/enfermera dice una cosa, así que lo mejor es que sigas los consejos que te indiquen a ti. En general, se puede limpiar con una gasa estéril, con alcohol o con cristalmina. Nosotros a Alex le pusimos cristalmina y se le secó y cayó bien, sin ninguna infección y más o menos rápidamente. A mi entender las dos cosas (alcohol y cristalmina) realizan la misma función secar y proteger de las infecciones así que cualquiera de las dos funcionará correctamente.

En principio, a partir de la caída del cordón umbilical ya podemos sumergir al bebé en la bañera y darle su primer baño. Este momento es muy emocionante para los padres y digno de recordar así que no os olvidéis la cámara de fotos que os hará falta. A partir de ese momento los pediatras recomiendan un baño diario, por las razones que ya os he dado yo opino que esto no es necesario y se puede bañar al bebé varias veces a la semana. Evidentemente, cuando crecen y se empiezan a mover más la mayoría de las veces estaremos "obligadas" a bañarlo porque se pondrá guarrete en el parque o con la merienda.

Recordad varias cosas a la hora del baño:

  • No es necesario llenar mucho la bañerita, además el agua tiene que estar a la temperatura adecuada, entre 36-37ºC. Es conveniente medirlo con termómetros que venden para este fin.baño2
  • Para coger al bebé cuando es muy pequeñito y no sostiene el cuello ni se queda sentado, hay que pasar nuestro brazo (brazo izquierdo si somos diestros) por detrás de su cabecita de forma que descanse su cuellito en nuestro antebrazo y con nuestra mano sujetarle su bracito por el hombro y el sobaco. De esta manera es muy difícil que se nos caiga y con la otra mano podemos lavarle cómodamente.

David 013

  • Lo primero es lavar el pelo del niño con un champú infantil y dejarlo actuar mientras bañamos el resto de su cuerpecito.
  • Lavar al bebé con una esponjita suave (exclusiva para el bebé) con gel especial de bebés. Yo recomiendo tener una esponjita para bañarlo y otra de uso exclusivo para limpiarle el culete cuando se haga caca.
  • No os olvidéis lavarle detrás de las orejas. Es una zona que se nos suele olvidar y que, sin embargo, acumula mucha suciedad, sobre todo restos de la leche que come.
  • Aclararemos suavemente el pelo del niño. Mi recomendación es que desde pequeñitos le acostumbréis a que le caiga agua encima de la cara. De esta manera, se acostumbraran y después cuando sean más mayores no les molestara cuando se lo hagamos. No os preocupéis, los bebés tienen un sistema que hace que no les pueda entrar agua por la nariz.

Después del baño hay que sacar al bebé y secarlo con delicadeza pero cerciorándonos que queda bien sequito sobre todo en los pliegues que tenga nuestro niño.

baño3

Después le aplicaremos una crema hidratante, de nuevo especial para bebés. Mi recomendación es que si lo bañáis por la noche, un buen momento es antes de la ultima toma (o cena en bebés más mayores), le apliquéis una crema hidratante como la "Loción Dulces Sueños" de Johnson´s Baby. Nosotros ya la usábamos con David y ahora también la usamos con Alex. Aunque parezca mentira es cierto que les relaja muchísimo y se quedan dormiditos enseguida. De hecho, lo que yo compré (os lo recomiendo de corazón, no me pagan por hacerles publicidad) es el neceser "Dulces Sueños". Incluye el gel de baño, el champú y la crema hidratante.

bodegon-dulces-suenos

 

 

OTROS CUIDADOS IMPORTANTES

No hay que olvidarse de los siguientes puntos en la limpieza infantil:

  • Ojos, en principio (en condiciones normales) no es necesario ningún cuidado especial ya que el parpadeo y lagrimeo de los ojitos del pequeño ya hacen su trabajo. Si veis que tiene un poco de legañas debéis limpiarlas con suero fisiológico y una gasa estéril.
  • Oídos, aunque os parezca una cosa sucia y tengáis tentaciones de quitarles la cera de los oídos, NO LO HAGAIS. La cera de los oídos es la barrera protectora que tienen los bebés para evitar las infecciones. De todas formas, todo en su justa medida. La cera que sale hacia el exterior del oído no es necesaria y hay que limpiarla. Yo uso unos palillos de oídos especiales para bebés. Tienen una forma que hace que sea imposible introducirla en el oído interno del niño. De esta manera podemos limpiar el exterior del oído sin riesgos de dañarle el oído. Se debe empapar el palillo con suero fisiológico. No lo he dicho antes pero siempre que se use suero fisiológico debéis calentarlo entre las manos antes de utilizarlo con vuestro hijo.

baño1 

  • Nariz, la limpieza de la nariz es importante para que el niño pueda respirar bien, sin embargo, en mi opinión, no es un habito que deba hacerse por rutina, es decir, no tenemos que limpiarle la nariz todos los días. Es suficiente que se la limpiemos cuando veamos que el bebé/niño tiene mocos. Como siempre, en este punto hay muchas preferencias personales, debéis elegir la que más os guste y sobre todo mas fácil os resulte a vosotros y menos le moleste a vuestro hijo. Se puede limpiar con spray pediátrico de agua marina (importante que sea especial para niños ya que la potencia de salida del líquido puede dañar los capilares de su naricita). Sin embargo, yo prefiero hacerlo, de nuevo, con suero fisiológico. Giras la cabeza del bebé hacia un lado, le añades suero fisiológico a uno de los orificios nasales (todo esto con el bebé tumbado) y a continuación le incorporas la cabeza. De esta manera, él solito soltará el liquido que le hemos introducido junto con los mocos que tuviera. Si aun así todavía le quedan muchas mucosidades las puedes aspirar con una pera de goma (NO ME GUSTAN NADA, porque no puedes regular la fuerza y le puedes hacer daño) o un aspirador nasal anatómico en el que la mama/papa aspira con su boca de manera que puede regular la fuerza que realiza.

Aspirador-nasal-Soft-con-recambios-de-Jane_ampliacion

  • Uñas, las primeras semanas las uñas del bebé son muy blanditas y quebradizas por ello no podemos cortarlas. Sin embargo, la realidad de las madres es que estamos deseando poder cortárselas porque parecen tigres y los pobres nos arañan y se arañan, haciéndose heridas en la carita. Siempre emplearemos unas tijeras de punta redondeada que venden especiales. Las uñas de las manos se cortan haciendo una forma curvada y las de los pies en línea recta.

 

Después de todas estas recomendaciones podemos resumir los "utensilios" que necesitáis para el aseo de vuestro bebé:

  • Termómetro para el agua del baño (no es imprescindible podemos tocar el agua con el codo)
  • Tijeras con punta redondeada
  • Palillos de los oídos especiales para bebés
  • Suero fisiológico en monodosis
  • Gasas estériles
  • Aspirador nasal anatómico
  • Alcohol o cristalmina (para el cuidado del cordón umbilical)
  • Esponja natural (lo mejor sería tener dos, una exclusiva para el cambio del culito cuando estemos en casa)
  • Productos de higiene infantil (gel, champú y crema hidratante)

baño1

 

Creo que os he contado todo lo importante. No olvidéis que si conocéis algún consejito interesante podéis contárnoslo en "comentarios" o si tenéis alguna preguntilla intentaremos ayudaros.

Súmate a nuestra pequeña comunidad en Facebook y así estarás al corriente de todas nuestras novedades además de formar parte de nuestra pequeña familia.

 

Hasta la próxima amig@s.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>