Mi primera experiencia con la famosa Chalk Paint: Amor a primera pincelada

¡Buenos días!

Hoy os traigo un DIY muy de moda y que tenía muchas ganas de probar: renovar un mueble con la famosísima Chalk Paint o pintura a la tiza. Y os voy a confesar una cosa, en principio mi idea al planear este post era que os iba a contar que esta pintura no era para tanto y que tenía sus problemillas como todas las clases de pinturas, pero… ¡¡¡Estoy enamorada!!! Soy una más de las muchas adictas a esta pintura.

Os cuento un poco. Quería renovar un mueble de TV para hacerme en combinación con otro mueble baratito de Ikea un sitio donde guardar mis cositas de manualidades, del Bullet Journal y cucadas varias a las que soy adicta.

Os pongo una foto del mueble en cuestión:

Leí maravillas de la pintura Chalk Paint o pintura a la tiza. Al pintar se consigue en el mueble un efecto empolvado como si estuviera pintado con tiza. Y las características que la hacen tan famosa y querida son:

  • No hace falta preparar el mueble (no hay que lijar ni dar imprimación)

 

  • Permite hacer de forma fácil técnicas decorativas como el craquelado, efecto envejecido, veladuras, etc…

 

  • Se puede utilizar en soportes de todo tipo: cartón, madera, vidrio, tela, plástico, etc…

 

  • Es de base acuosa, por lo tanto, se lava el material empleado facilmente con agua.

 

  • No huele nada

 

  • Se aplica de una forma sencillísima

 

  • El bote de pintura cunde muchísimo

 

  • Y la mejor de todas las razones: ¡LOS COLORES SON DIVINOOOOS! La mayoría en su versión pastel, pero no exclusivamente ya que hay tonos vivos preciosos, así como tonos envejecidos que quedarán muy elegantes.

Hay diferentes marcas (cada vez más) que ofrecen este tipo de pintura. Por lo que yo he visto las más conocidas son Chalk Paint Auténtico, ChalkPaint Annie Sloan (marca de la mujer que ha popularizado esta pintura) o Chalk Paint La Pajarita. Hay otras marcas con este tipo de productos, pero las más usadas y conocidas son las que os he comentado.

Yo me decidí por utilizar la de la marca Chalk Paint La Pajarita, además de que es una marca española y me gusta usar productos hechos en la tierra, sobretodo me convenció por la gama de colores que tiene. El tono fresa boho y el mint que he usado en este DIY me vuelven locaaaaa.

Aquí tenéis los colores que he empleado: fresa boho, mint y blanco nube. ¡¡¡Ay, son tan divinos!!!

La verdad es que estaba un poco asustada porque por lo que había leído, con un bote de 175 ml de cada color era suficiente para todo el mueble que quería pintar. Sin embargo, con las pinturas acrílicas o esmaltes que estoy acostumbrada a usar, esta cantidad no me hubiera llegado ni para la primera mano.

Mi sorpresa llegó cuando al abrir el bote y darle vueltas a la pintura me dí cuenta de la textura tan espesa que tiene. Esto le da unas ventajas enormes, ya que se aplica muy fácilmente tanto con brocha como con rodillo. Prácticamente no deja señales de las pinceladas y si aplicas con rodillo las marcas son inexistentes. Eso sí, tenéis que extender muchísimo esta pintura, si no dejará una capa muy gruesa y no quedará bien.

Por todo esto, nueva ventaja que añado, no gotea nada de nada. Puedes pintar casi sin proteger nada (a no ser que seas un poco descuidad@). Y, efectivamente, gastas poquísima pintura porque cubre mucho. Eso sí, no es suficiente con una mano. Seca muy, muy rápido. Es increíble, pero cuando acabas de dar la primera mano ya casi puedes empezar a dar la siguiente (tarda minutos en secarse). Yo he dado 3 manos con la pintura Blanco Nube y con el color Mint (son colores más claritos) pero con el Fresa Boho con dos manos es más que suficiente al ser un tono más oscuro.

Para personalizar un poco el mueble y hacerlo aún más alegre, ya que va a estar en la zona que voy a dedicar a realizar mis manualidades y a trabajar con mis niños, escribí una frase "Home sweet home" (hogar, dulce hogar) y dibujé unos búhos (animal que me encanta y que colecciono) que representan a nuestra familia, jijijiji.

Estos dibujos los hice con mis pinturas favoritas para estas cosas: la marca "Americana DecoArt".

Os dejo unas imagenes:

Y ahora la imagen final tan famosa del "Antes/Después":

Bueno pues espero que os haya gustado. A mi me ha encantado la experiencia con la pintura Chalk Paint, así que hay una nueva adicta a esta moda.

¿Y vosotr@s, habéis probado esta forma de decorar?

Podéis dejarnos vuestros comentarios, mandarnos vuestras preguntas y también podéis enseñarnos vuestros DIY propios.

No olvidéis suscribiros si os gusta nuestro blog y pasaros por nuestra página de Facebook para darle un "me gusta" y así formar parte de nuestra pequeña familia. 

¡Besos de colores para todos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>