Pasta con salsa de aguacate

Como ya dije en otra ocasión, es hora de buscarle otra pareja de baile a los platos de pasta. Y es que creo que la salsa de tomate está demasiado solicitada, ¿no créeis?

Por ese motivo os hemos ido dando diferentes ideas para aliñar vuestros platos de pasta, desde un sencillo aliño con aceite de oliva virgen extra y unas escamas de pimienta cayena, hasta un delicioso pesto de frutos secos con aceitunas negras.

Hoy vamos a recrear una de las salsas más refrescantes, cremosas y deliciosas que hemos probado para acompañar a cualquier plato de pasta: una salsa de aguacate totalmente casera. Además, terminaremos de acompañar el plato con un fantástico salteado de tomates secos que conseguirán darle al plato el punto de acidez perfecto.

¡Comenzamos!

Para 2 personas:

  • 2 aguacates medianos (que no estén muy verdes)
  • 1/4 de taza de leche vegetal
  • Un puñadito de espinacas
  • Zumo de 1/2 limón (o lima)
  • Un ajo picado
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Una pizca de pimienta cayena (opcional)
  • Un bote de tomates secos (o deshidratados) para el acompañamiento final.

Preparación:

En un robot batidor o procesador de alimentos añadimos: los dos aguacates sin piel, un cuarto de taza de leche vegetal (en este caso hemos utilizado de soja), un puñado de espinacas, el zumo de medio limón (o de lima), un ajo fresco picado, una pizca de sal, pimienta negra molida al gusto y una puntita de pimenta cayena para darle un toque más picante (este último ingrediente es opcional).

Batimos durante medio minuto, aproximadamente, hasta que veamos que todos los ingredientes se han mezclado bien y la textura sea la de una salsa cremosa, tal como veréis en la foto.

Si fuese necesario, volveríamos a batir un poquito más.

Probamos por si hubiese que rectificar de sal y una vez que esté a nuestro gusto, reservamos nuestra salsa de aguacate casera.

Ahora vamos a preparar la pasta de la forma que nos indique la marca, respetando siempre los tiempos. En este caso hemos utilizado unos spaguetti vegetales de espinaca y zanahoria que requieren una cocción algo más corta que la de la pasta tradicional.

Mientras la pasta se cuece podemos ir preparando el salteado de tomates secos.

Los tomates secos vienen presentados en conserva con aceite de oliva (o como en este caso, también vienen especiados con orégano y perejil) como podéis ver en la foto anterior.

Para prepararlos, tan solo necesitaremos quitarles el aceite de la conserva y trocearlos. Después los añadiremos a una sartén y los saltearemos a fuego medio/fuerte durante medio minuto.

Una vez tengamos listas las tres elaboraciones, tan sólo nos quedará montar el plato mezclando la salsa con la pasta y añadiendo al final el salteado de tomates secos.

Podemos disfrutar de esta receta sirviendo nuestra salsa de aguacate a temperatura ambiente o, si lo preferís, se puede calentar un poquito junto con la pasta para servir templada.

¡A disfrutar un día más de otra receta vegetariana deliciosa y saludable!

Estáis todos invitados a pasar por nuestra página de Facebook y a darle un "me gusta" para que forméis parte de nuestra pequeña familia. También podéis encontrar fotos de casi todas nuestras recetas vegetarianas diarias en mi Instagram @ladybluerain donde ya somos más de 600 amantes de este tipo de cocina.

Como siempre, ¡muchísimas gracias por vuestra visita y hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>